Skip to content

La evolución del poker y cómo continuar batiendo las mesas online

Cuando conocí el poker a finales del 2008 ya había cantidad de jugadores ganando miles de dólares desde hacía tiempo.

Para aquellos que supieron aprovecharlo, fueron buenos tiempos. La mayoría de gente apenas sabía jugar y amasar pequeñas fortunas en muy poco tiempo estaba a la orden del día.

Supongo que tenemos cierta tendencia a pensar que el pasado siempre es mejor, pero lo que si sé con seguridad es que desde que estalló el boom del poker en el 2003 muchas cosas han cambiado, entre ellas obviamente el nivel del jugador medio.

No es de extrañar por lo tanto, que muchos envidiemos la oportunidad que tuvieron los jugadores que descubrieron el poker online durante su época dorada.

Desde entonces el poker ha sufrido una evolución muy interesante y aún sin saber exactamente hacía donde nos dirigimos, estoy deseando vivirla desde dentro, como jugador. Y con ello me viene a la cabeza una pregunta que he escuchado cientos de veces desde que empecé a jugar ¿Seguirá siendo posible batir las mesas de poker?

Si te soy sincero, yo también tuve mis dudas… hasta que comprendí lo siguiente:

El poker es un juego en constante evolución, lo que hace que para tener éxito a largo plazo debamos adaptarnos constantemente. Los grandes jugadores no caen en la rutina, ni se conforman con mantener su nivel de juego. Siempre intentan superarse. Siempre intentan mejorar.

Así que ahora, cada vez que escucho que el poker tiene más y más nivel y que por ello llegará un momento en el que sea imbatible, me vienen a la mente las líneas anteriores y pienso que quizás, aquellos que dicen eso, simplemente no entienden de qué va esto del poker.

Las reglas del juego cambian constantemente y no puedes pretender continuar ganando si no te adaptas correctamente.

También es cierto, que actualmente hay mucha más información disponible sobre estrategia que hace unos años, y que por eso el juego evoluciona más rápido y se ha reducido la ventaja entre jugadores competentes.

Sin embargo, hay un aspecto tan poco contemplado y con tanto que desarrollar, que me es difícil creer que el poker (como hobby o profesión) no vaya a tener una larga vida. Estoy hablando obviamente del aspecto psicológico del juego.

Cuando las ventajas en el lado estratégico se reducen, aquellos que mejor controlan su juego mental son los que obtienen mayores ganancias. Y lo cierto es que la mayoría de jugadores centran todos sus esfuerzos en lo primero y olvidan totalmente lo segundo.

El control mental de un jugador es una faceta tan desconocida y tan relevante, que obviarla totalmente es renunciar a ser un buen jugador.