Skip to content

La regla de los 2 días

¿Cuántas veces te has propuesto jugar una determinada cantidad de manos o horas de estudio al mes y al final has acabado dejándolo poco después? Bien, si la respuesta es una o más, lo que voy a explicarte ahora probablemente te sea de ayuda.

Si me preguntaras qué característica debería destacar en un jugador de poker, una de ellas sería sin duda la constancia. Conozco a cantidad de jugadores de éxito y si de verdad hay algo que sobresale en ellos, un patrón común, son las ganas por trabajar constantemente en su juego.

Es evidente que detrás de todo gran jugador hay una cantidad de trabajo y de motivación enorme, pero ¿qué es lo que realmente nos motiva a hacer lo que hacemos? ¿qué es lo que nos mueve a grindar a diario? Te contaré un secreto, todos los grinders de éxito (aún sin saberlo) han desarrollado el hábito de jugar y estudiar a diario, y para algunos esa rutina se ha repetido en tantas ocasiones que les es increíblemente difícil romperla. La han interiorizado al 100%.

Dicen, y me gusta creer, que cualquier habilidad es alcanzable dedicando la suficiente cantidad de horas, incluido el poker. Algunos afirman que la cifra aproximada son 10,000 horas, pero para lograr tantas dedicación necesitamos de una cantidad ingente de constancia, que no es otra cosa que:

constancia
(Del lat. constantĭa).
1. f. Firmeza y perseverancia del ánimo en las resoluciones y en los propósitos.

¿Entiendes ahora por que te lo digo? La constancia es la base que todo jugador de poker debería trabajar para continuar creciendo como jugador.

La regla de los 2 días

Cuando finalmente consigues crear un hábito, es increíble lo fácil que resulta mantenerlo. Sin embargo, hay ocasiones en las que por una razón u otra dejamos de jugar por unos días o semanas y luego sucede que cuesta horrores volver a empezar. Y lo peor de todo, que después de un tiempo nuestro juego también empieza a degradarse.

Es verdad que a veces dejar de jugar una temporada puede ayudarnos, pero al final la estrategia más efectiva para continuar progresando es no dejar pasar demasiado tiempo entre una sesión y otra.

Ahora la pregunta es ¿Cómo puedes mantenerte constante el mayor tiempo posible? Utiliza la regla de los 2 días.

Comprométete a no dejar pasar más de 2 días seguidos sin jugar.

Todo lo que no se mide no puede ni mejorarse ni controlarse, así que te recomiendo que utilices algún sistema para llevar la cuenta de cuándo empezaste y de los días que has cumplido. Coge un calendario y cuélgalo donde puedas verlo, ¡o utiliza Lift!

Te aseguro que si estableces un límite máximo (pueden ser más de dos días) y llevas un seguimiento, estás un paso más cerca de crear o mantener cualquier rutina que te propongas. Te dejo algunos ejemplos:

  • Jugar una cantidad de manos o horas diarias.
  • Generar una cantidad determinada de VPPs.
  • Repasar las manos de la sesión.
  • Analizar tu base de datos en busca de leaks.
  • Postear o comentar en el foro de manos.
  • Ver sesiones grabadas o horas de coaching.
  • Etcétera.